INSTITUCIONAL
| LA ESCUELA
| AUTORIDADES
| HISTORIA
| CONTACTO
ESCUELA DE CADETES DE LA POLICIA FEDERAL ARGENTINA
"COMISARIO GENERAL JUAN ANGEL PIRKER"
La Escuela de Cadetes de la Policía Federal Argentina, con más de un siglo de vida, es el centro de formación para el personal que integra los cuadros superiores de la Institución. La preparación del futuro oficial se lleva a cabo a lo largo de tres años en los cuales se aborda la preparación académica y la preparación en aquellos aspectos netamente policiales, uso racional de la fuerza, promoción para la salud.

Todo eso se complementa con el desarrollo de un sistema gradual de pasantías que permite, ya durante la etapa preparatoria, un fluido contacto con lo que será su ámbito de desarrollo Profesional.
AUTORIDADES
DIRECTOR
Comisario Inspector EDUARDO OMAR SEÑORAN

DIVISION ESTUDIOS
Comisario GABRIEL MARIO PROZZILLO
Subcomisario GABRIELA ELIZABETH ADORNO


DIVISION CUERPO DE CADETES
Comisario ALEJANDRO DANIEL QUIROS
Subcomisario ROBERTO ANTONIO DANNA


SECCION SERVICIOS GENERALES
Subcomisario SERGIO DANIEL MENA

SECRETARIA ACADEMICA
Licenciada ALEJANDRA BARALE

REGENTE
Comisario® ALBERTO ANTONIO TORRES

DECANO
Licenciado LUIS MARIA DRAGO

SERVICIO MEDICO
Auxiliar Superior 1ra DRA. ANDREA VANINA TEBES
Auxiliar Superior 2da DR. RICARDO ROVERE
HISTORIA
PRIMERA COMPAÑIA DE CADETES

El 17 de noviembre de 1906, una semana después de asumir, el Jefe de Policía dispuso crear el Cuerpo de Cadetes, cuyos integrantes, tras sucesivos ascensos luego pudieran aspirar a cargos superiores, iniciándose desde un puesto subalterno y formándose en la escuela práctica del servicio. La idea original buscaba disponer de agentes con preparación superior a la corriente entre el personal de esa categoría y destinarlos al servicio del radio céntrico de la ciudad. Por carecer en el presupuesto de la partida necesaria para ello, destinó 200 plazas de vigilantes que se hallaban vacantes para integrar la que se llamó Primera Compañía de Cadetes.-“Los Cadetes”, como inmediatamente se los llamó, debían presentarse diariamente a sus oficiales en el Regimiento 8 de caballería, en el Cuartel de Maldonado (Palermo). Allí se les pasaba lista y recibían sus fusiles Máuser y sables bayonetas, los que al terminar la jornada devolvían al depósito de aquel cuerpo del Ejército.

Sin perjuicio de la instrucción en Palermo, la Primera Compañía de Cadetes-Agentes, en un momento tuvo como sede el Departamento de Policía. Poco tiempo después paso a una escuela primaria de Chile 1668. Allí desarrollaban las clases teóricas. Por cesión del ministerio de Guerra, luego el asiento de la Unidad pasó a la antigua Escuela de Tiro, próxima al Río de la Plata, también en Palermo.

A partir del 29 de diciembre de 1906 los Cadetes lucieron un uniforme de paño negro, con gorra de plato redondo con visera charol y carrillera, escudo policial metálico dorado y escarapela nacional de mostacilla.

En ese momento se constituye la Segunda Compañía con solo 100 plazas y la misma calidad de instrucción. La casona de la quinta citada había sido construida en 1878 y lo alquilaba Policía para asiento de la Comisaría 12ª. El 3 de mayo de 1910 el Gobierno Nacional, por 332.000 pesos m/n, compró ese terreno de 8.300 metros cuadrados de superficie para la Escuela de Cadetes. Años después, previa demolición de la vieja Escuela, en ese lugar fue construido el edificio destinado a la Academia Superior de Estudios Policiales y del Instituto Universitario.

El 1º de septiembre de 1913 comenzó a funcionar en la Escuela una dependencia para la instrucción del personal de Agentes, con cursos de dos meses de duración. Un mes después se cambió la denominación tradicional por el de Escuela de Policía, comenzando a recibir a los Oficiales Inspectores y Sargentos de Comisarías, para ofrecerles instrucción militar, y a meritos y distinguidos, que no habían sido Cadetes, para cursar las materias indispensables para su formación. La Escuela de Cadetes comenzó a llamarse “Coronel Ramón Lorenzo Falcón”, a partir de 1928 en honor a su creador. LA NUEVA CASA

El complejo formativo fue dotado de los últimos adelantos en material funcional, toda vez que el proyecto latiente era que los Cadetes tuvieran carácter de internos y que se llevase el ciclo lectivo a tres años, en lugar de los dos en los que entonces se dictaban para alcanzar el nivel de Oficiales.-Su creación acompañó la reforma de la metodología de la enseñanza y capacitación policial para adecuar el cuadro de Oficiales al curso de los tiempos. Posteriormente, a los aspirantes regulares de Seguridad, Bomberos y Comunicaciones, se sumó la rama Femenina. Hasta la promoción que ingresara en 1978 –año en que se incorporan los Cadetes Femeninos-, los aspirantes a Cadetes Masculinos y Femeninos de la Policía Federal debían contar con el tercer año secundario. A partir de 1979 se exigió el bachillerato completo, para poner énfasis en la formación profesional, en lugar de complementarla con los estudios secundarios faltantes. Al mismo tiempo, a partir de 1980 se extendió de dos a tres años el ciclo lectivo, con categoría de internado.

RENOVADAS INSTALACIONES

Las instalaciones de la Escuela Federal se incrementaron en 1992 y 1993 con la construcción de un magnífico gimnasio cubierto, dotado con todos los elementos exigibles para la preparación física de los Cadetes.

De esta Escuela depende la Banda de Música que habitualmente realiza presentaciones en entidades educativas, religiosas y culturales, en ocasiones junto con el coro integrado por Cadetes, como una manera de integrar a la comunidad con la Policía Federal Argentina.